0

Síncope

Mie junio, 2013 / / categorías: Casos clínicos /

Nina es una hembra Yorkshire Terrier de casi 2 años de edad. La propietaria la trae a la consulta de Vetenatura para la vacunación anual contra la rabia. Todo va bien cuando de repente vomita el pienso que ha desayunado, pierde el conocimiento y se desploma sobre la mesa de exploración. El desmayo se ha producido mientras se le colocaba el arnés para irse a casa, de modo que no se sabe si se ha presionado accidentalmente alguna parte sensible del cuello que provoque mareos. Tampoco sabemos si la vacuna ha podido pasar a la sangre precipitadamente por punción de un vaso sanguíneo, hecho poco probable al administrarse la inyección vía subcutánea.

En cualquier caso requiere una valoración de urgencias. Lo primero que comprobamos es que respira y tiene la vía aérea permeable. Luego valoramos el corazón y la circulación sanguínea, descubriéndose de inmediato que se trata de un síncope por hipotensión. Los síntomas del cuadro clínico completo son los siguientes:

- Pérdida de consciencia con caída.

- Desorientación y mirada perdida al despertar.

- Hiperventilación.

- Hipotensión.

- Palidez de mucosas.

- Latido cardíaco débil a la auscultación.

- Pulso en arterias femorales casi imperceptible.

- Vómitos voluminosos de pienso sin digerir por dos veces.

Como en otras ocasiones, se opta por la Acupuntura y la Homeopatía como tratamientos de urgencias. Elegimos el punto 9 del meridiano de Corazón (9C), por ser el más indicado para estimular las funciones cardíacas, y el remedio homeopático Glonoinum, que es la nitroglicerina. Esta sustancia explosiva se utiliza también para elaborar medicamentos que combaten situaciones críticas como la angina de pecho o el infarto de miocardio y, como ya sabemos, se elige la formulación homeopática por ser natural, segura y más potente que los preparados alopáticos. Además, Glonoinum es el principal remedio para el golpe de calor y los síntomas de Nina se asemejan mucho al mismo.

En resumen, el tratamiento consiste en:

- Acupuntura: estimulación del punto 9C de la mano derecha.

- Homeopatía: Glonoinum 30 CH, 2 dosis separadas 10 minutos.

La terapia es un éxito, restableciendo a la perra por completo en pocos minutos y sin consecuencias. El susto ha pasado y Nina se marcha a casa tan contenta como siempre.

Foto: Nina en Vetenatura tras recuperarse del síncope.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− 1 = ocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: