Nuestra quinta receta es tan nutritiva y deliciosa como las anteriores, incorporando algunos alimentos nuevos de alto valor biológico. Además, la mezcla es de las más fáciles y rápidas de preparar.

Ingredientes:

- 1 lata de carne de pollo y ternera Porta 21 de 400 gramos. En su lugar se puede utilizar una bandeja de carne picada de pollo y ternera, que es habitual en los supermercados y carnicerías de barrio.

- 1 taza grande de arroz integral. Ya se sabe que es superior al arroz blanco, aunque también se puede usar.

- 1 bote de cristal pequeño de garbanzos.

- 1 lata grande de champiñones enteros.

- 1/2 bote de cristal grande de espinacas. Si se encuentra pequeño pues se aprovechará entero.

- 1 trozo de kiwi amarillo (kiwi “gold”). Se cortará a cuadraditos y se añadirá a cada ración de comida y no en la mezcla final con todos los demás ingredientes para evitar su oxidación.

- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva. Aquí se ha utilizado aceite virgen sin filtrar por tener una calidad superior al virgen extra de supermercado, pero este último también sirve.

Preparación:

Hervir el arroz integral y, si no se usa la lata Porta 21, también la carne picada. Enjuagar los garbanzos y escurrir las espinacas y los champiñones. Estos dos últimos alimentos deben trocearse para que queden bien mezclados y no sean rechazados por el animal. Mezclar todos los ingredientes juntos en el bol habitual usando el aceite de oliva para dar textura. No olvidar que el kiwi se debe añadir a cada ración de comida en el momento de servirla y no en el recipiente con los demás ingredientes, pues se oxidaría y estropearía la mezcla.

Tiempo de elaboración:

30 minutos aproximadamente, que es el tiempo de hervido del arroz a fuego medio. Si se pone fuerte o se retira antes puede quedar duro. La carne picada se cuece en un instante.

Rendimiento:

Con las proporciones de los ingredientes indicadas en la receta se puede alimentar a un animal de 5 Kg de peso durante 5-7 días tomando 2 raciones de comida diaria. Para animales de mayor tamaño se deberá incrementar la cantidad de cada uno de los ingredientes de manera proporcional (2 latas de carne, 2 tazas de arroz integral, etc.).

Conservación:

Se recomienda preparar bolsas de papel transparente para congelar una vez que se conozca la cantidad de comida por ración, que suele ser a ojo usando el comedero habitual del perro o gato. La mezcla completa en el bol inicial resiste en la nevera durante varios días si se cubre con el mismo tipo de papel.

Advertencias:

No se deben usar sales, salsas ni especias, ni siquiera para hervir. Todos los ingredientes deben ser aceptados y tolerados por el animal. Algunos de ellos como las verduras pueden ser rechazados por su sabor o textura, recomendándose que se corten en pequeños trozos y se mezclen muy bien con el resto. Si el olor de algún producto produce el rechazo del alimento por parte del perro o gato conviene no añadirlo o bien sustituirlo por otro similiar. Ninguno de los ingredientes es tóxico en la cantidad indicada. En cualquier caso, si la mascota manifiesta algún síntoma como vómito, mal digestión con heces blandas o picor en la piel después de las comidas conviene identificar el ingrediente responsable y restringirlo. La fruta pelada se oxida y no debe añadirse a la mezcla de ingredientes, sino que se incorporará en el plato del animal antes de servirlo.

¡Buen apetito para nuestros peludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro − = 0

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: